Saltar al contenido

Ayuda a domicilio. Descanso familiar y tranquilidad para ti y tus mayores

¿Necesitas un servicio de ayuda a domicilio y no sabes por dónde empezar? ¿Has tenido ya experiencias negativas con algunas empresas de servicios sociales?

Seguro que te has sentido en alguna de estas situaciones:

1. Empresas de servicios sociales que te venden el oro y el moro, pero a la hora de la verdad, nada de lo que te venden se cumple

Te dicen que cuentan con profesionales con experiencia. Te venden todas las bondades del servicio que ofrecen y te convencen con palabras. Pero a la hora de la verdad, ni profesionales con experiencia ni un servicio tan bueno como decían.

Traiectum no te promete nada. Sólo te dice que buscará en todo momento satisfacer tus necesidades de ayuda a domicilio. Y que si no estás contento con nuestros servicios, al día siguiente, si así lo deseas, no volverás a saber nada de nosotros.

2. Evasivas a la hora de reclamar por un servicio de ayuda a domicilio deficiente

En todos mis años como profesional de la sanidad he llevado a cabo servicios que otros no han desarrollado correctamente. Estas situaciones generan desconfianza en el cliente, como es lógico, y nos ponen a todos el mismo nivel. Pero la realidad es que no todos somos iguales y hay muy buenas empresas de asistencia a domicilio. Traiectum, seguramente, no será la mejor ni la más barata, pero busca la excelencia en todo lo que hace. A veces lo conseguimos. Otras veces, no, pero no nos quedamos lejos.

3. Excesiva rigidez en los servicios a contratar

¿Cuántas horas de servicio de asistencia a domicilio necesitas? ¿Dos? ¿Tres? ¿Una? ¿Un servicio de interna en el hogar?

No es fácil calcular cuántas horas necesitas tener un auxiliar de ayuda a domicilio para cuidar de tus padres. Tampoco es fácil detectar cuándo la empresa que quiere venderte el servicio, busca el beneficio del mismo por encima de tus necesidades.

Además, como es una gran necesidad la que tienes, pues estás expuesto a que te vendan algo que no es necesario haciéndote creer que sí lo es.

Por eso, nuestros estudios previos al presupuesto de los servicios que ofrecemos son claros y sin letra pequeña. Te aconsejamos lo que creemos que es lo más ajustado a tu necesidad, no lo que es más ajustado a nuestro beneficio. Además, tendrás un período de prueba para comprobarlo y ver si es verdad lo que te propusimos.